martes, 14 de octubre de 2014

CUENTAMÉ UN CUENTO ABUELITO




El pequeño era inquieto,tenia como se suele decir las ideas muy claras y marcadas,no porque nadie le hubiese impuesto nada a la fuerza,es porque se crió en el seno de una familia humilde y los valores que en esa familia fué adquiriendo,hicieron que el chaval a temprana edad ya tuviera muy a las claras que camino seria el suyo.




El abuelo quedaba atónito por las preguntas que aquel chaval le hacia casi a diario y el interés tan grande que tenia por saber mas y mas,desde luego el chaval sabia a ciencia cierta que nadie como aquel viejo de,ni el mismo sabia la edad que tenia,taitantos decia siempre,tendria mayor sapiencia y seria diccionario mas ilustrativo que escuchar las historias de su abuelo.




Antes de irse a dormir cogió tal afición a escucharlo,que ya era como un rezo para él antes de irse a la cama el escuchar una nueva peripecia de aquel viejo,abuelo cuantamé mas,cada episodio que el anciano le contaba,quedaba con mas ganas de seguir sabiendo mucho mas que ayer sabia de la vida e historia de su abuelo,fué tal el empeño que le puso a saber todo lo referente al viejo,que al hacerse tan solo un poco mas mayor,empezó a buscar la verdadera historia de aquel hombre que seguramente pasaba de los cien años,no los aparentaba,tenia siempre la juventud permanente en su bello rostro,como si un pacto con el mismo diablo hubiese hecho,o como si hubiese sido bendecido por los mismos dioses para permanecer joven y bello por siempre.







El chaval sabia que tenia mucha edad porque contaba las cosas siempre en primera persona y las cosas que contaba todas luego se trataban que eran veraces,contrastadas en periodicos y hemerotecas antiquisimas,tan antiguas todas ellas que muchas de esas páginas habian sido recortadas por sabe dios que malvadas manos,cosa que privaba a aquel chaval de saber o de dar con pistas que hasta su cometido le llevase,ya aquel muchacho no podia mas que encontrar el auténtico y verdadero DNI de su abuelo,fué ya algo superior a él el dar con ese dato,o al menos algo en donde se hiciera referencia a la verdadera edad que tenia,fueron años de mucho trabajo,de escucharle muchas historias,de investigar en los rincones mas reconditos del planeta,incluida las antipodas,por rios ,mares,montañas y valles y hasta por el mismo cielo,de bucear,leer,dejarse practicamente la vista en aquellos documentos,unas veces redactados en castellano y otras tantas en el lenguaje de Shaquespeare.














Era ya como un vicio,tal fué su empeño en saber de los balbuceos de aquel anciano,que en su camino encontró a muchos como él,todos ellos en la misma dirección en la que este chaval iba,cuando vinieron a darse cuenta estaban practicamente buscando lo mismo,pero ¡si este creo que es también mi abuelo! exclamó uno de esos muchachos que en su camino se topó,pues vaya creo que ahora es cuando voy a empezar de verdad a buscar en serio y a fondo,cuando vinieron a darse cuenta eran ya practicamente una decena de nietos en busca de la identidad del viejo,a esos nietos se sumaron legiones de hermanos mas,todos procedian de la misma rama de aquel linaje,como no podia ser de otra forma,llegó el dia,me cuentan mis hermanos,por eso yo hoy aqui lo escribo,que fué como un parto,un bello parto de varias horas,pero al final salió aquel documento que tanto ansiaban y que tantas y tantas tardes,quitandose horas de ocio con los familiares,horas de estar en algun que otro bar echando el tiempo atrás trás un café o una simple birra,horas libres de cada uno,que al final se vieron bién recompensadas.










Llegó el dia y fueron todos a decirle al abuelo lo que habian conseguido ,abuelo aqui tienes tu DNI ,mira ya puedes ver la verdadera fecha de tu nacimiento,el abuelo esbozó una sonrisa y les dijo mirandoles a todos por encima de las gafas,que os conste que yo ya la sabia,lo único que me traicionaba un poco era la memoria y muchos obstaculos que la vida nos pone,pero esos obstaculos,hoy vosotros los habeis derribado uno por uno,hoy podeis decir orgullosos que sois mis nietos,no os voy a decir que los mas queridos,porque un abuelo debe de quererlos a todos por igual,pero si los mas selectos,una sola y última misión os encomiendo,no me importa como,donde ni cuando celebreis mi cumpleaños,el que celebrais ahora o este nuevo que dice que soy quince años mas viejo,total yo sigo sintiendome un chaval como aquel dia que mis padres allá por 1905 fueron al registro civil a apuntarme,era obvio que ya con quince primaveras ese año no fué el de mi nacimiento,solo me faltaba que llegarais vosotros y pusierais las cosas en su sitio,el trabajo ya por vuestra parte está acabado,ahora solo os pido que no cejeis en el empeño de ese museo que tantas y tantas ganas teneis de hacer para todo esto que os he contado durante años,lo conteis a todos los que siguen llegando por centenares.









¡BUÉN TRABAJO CHAVALES!







¡VIVA EL ABUELO!




POSDATA.- A mis hermanos del area de historia Agustín Rodriguez con todo mi cariño y de la única forma que mi cabeza me da para rendirles hoy el homenaje que por mi parte se merecen en un dia tan especial como el de hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada