domingo, 2 de junio de 2013

¿SE ACABA TODO?





Pues si,se acabó la temporada y hay una sensación ambiental en la familia sevillista que es a la que yo pertenezco,como de que todo se ha acabado,deportivamente hablando no podemos encubrir la mediocre temporada que nuestro Sevilla ha hecho,con números excelentes en casa y otros números fuera de la misma que yo calificaria de equipo para descender por la via directa,un año atípico a lo que en los últimos hemos venido disfrutando,claro está que venidos de mas a menos corforme las temporadas han ido pasando desde aquella exploxión en el 2006 hasta nuestros dias,de mejor equipo del mundo durante quince meses,a volver al lugar de donde ese 2006 despegamos y llegamos a esas altas cotas inimaginables para cualquiera que respiraba este sentimiento.







De aquel mágico equipo solo nos quedaba en el plantel,don Andrés Palop y un chavalito de los palacios llamado Jesús Navas,el primero desechado por su equipo del alma y reconvertido a sevillista y a sevillano,acabo ganando títulos,levantando copas,ganando un europeo con la selección absoluta y liderando a un equipo que ultimamente se ha paseado sin alma por los terrenos de juego,claro está que en la última temporada que acaba de pasar el concurso de Palop no ha sido el de otras temporadas,se nos va un grande,uno de los últimos estandartes del mejor Sevilla de todos los tiempos,pero volverá,volverá porque esta afición,esta ciudad y todo lo que rodea a este equipo le ha calado muy hondo a este gran profesional y estoy seguro que grandisima persona.





Luego está nuestro niño Jesús,para nosotros como aquel mismisimo que nació en aquel pesebre entre una mula y un buey,que vete tú a saber si no era una vaca y un burro,o una cabra y un cerdo,cualquierilla sabe que se encontraron en aquel establo el bueno de José y la buena de Maria despues de los varios batacazos del expapa,ese niño que llegó sin hacer ruido,que nunca lo hizo y que se marchará de esa misma forma tan caracteristica que tiene Jesús de hacer las cosas,porque este chaval donde de verdad sabe expresarse y para nadie eso es ningún secreto,es en la banda derecha desbordando a todo el que le sale al paso,no sé si el manteo de ayer fué una despedida,puede que si,o puede que sea solo un hasta luego,yo me quedo con lo que mis retinas han visto de este chaval y le deseo todo lo mejor en su nuevo futuro,sea aqui o en Fernando po,si es aqui mejor para todos nosotros.






Ahora tenemos que esperar a que salga esa lista de la loteria navideña y ver si por medio de la pedrea cogemos algo mas que ese noveno puesto,puesto que antes era conocido como tierra de nadie y ahora puede que sirva de billete a Europa,como dicen en mi pueblo,por lo menos lo metio,que eso es lo que le dijo el cuponero a la viuda que se estaba beneficiando cuando esta le pregunto que si le iba a tocar algo esa noche,él le respondio con una amplia sonrisa,lo metio no hay quien te lo quite.





Pues eso al menos el reintegro es lo que quiero para mi club,porque aunque deportivamente no hallamos hecho los deberes,en otros terrenos estamos a la altura de lo que un club debe de presentar y representar ante la ley,pero eso no es algo que a mi me toque decirlo,desconozco en profundidad que se pueda cocer mas alla de yo ver a mi equipo jugar cada partido,que eso es lo que a mi me importa realmente,eso y dar la imagen de lo que significa ser un gran club y un gran sevillista.









Envidia sana me da al ver como la afición del deportivo despidió ayer a los suyos acabados de descender a la división de plata,eso es una afición y lo demás son cuentos chinos,claro está que cuando un equipo no da para mas y se deja la piel en cada partido,poco o nada mas puedes hacer que seguir arropando y amando a tu equipo y a tu sentimiento,otra cosa seria ver como los jugadores arrastran el escudo y mancillan a la entidad con actitudes de total pasotismo,pero volviendo al principio,chapó a la afición del depor y suerte para el año que viene a nuestra hermanada afición gallega,nosotros ya tuvimos nuestro particular Oviedo y demostramos también que esta afición es grande donde las halla y esta muy por encima de títulos.











Pues tocará por empezar de nuevo un proyecto que trate de devolver a este club al camino de los éxitos,que vuelva a poner en total acuerdo y comunión a esta familia sevillista cargada de tantas y tantas aristas,que me atrevo a decir y lo digo,que me alegro incluso que sea así,una afición que no borreguea como otras y que llama a las cosas por su nombre rasgandose las vestiduras que hagan falta rasgarse,pero siempre fiel a ese sentimiento rojo y blanco que embarga a cada uno de los que respiramos así.






Hoy sentia una sensación especial de decir algo a los cuatro vientos,me acordé de que no hacia mucho tenia una forma de hacerlo y era a través de este bitácoras que ultimamente tengo tan abandonado,hoy no voy a pedir perdón por ello,he comprendido que a veces hay que buscar el centro de gravedad justo de las cosas antes de lanzarte a algo,es justamente lo que estoy haciendo en estos momentos,vivo al minuto,por no decir al segundo,no preveo mas alla de la cena y son las diez de la noche y me acaba de preguntar mi señora esposa que si quiero caracoles,le acabo de decir que sí pero que no me diga mas nada que estoy escribiendo,se ha extrañado y todo ¿escribiendo? hacia tiempo que no le decia algo así a Carmen.






Que no se acaba aqui la cosa,que la cosa empezó hace ya casi 125 años y va a seguir mas allá de los confines de los tiempos,pero eso es futuro y no está en manos de nadie,será lo que tenga que ser,yo de momento hoy he encontrado una musa perdida, pero no me ha prometido quedarse,tampoco tengo necesidad imperiosa de que se quede,si vuelve de nuevo,esa u otra como esa,por aqui andaré tecleando lo que me susurre al oido,suerte para don Andrés,para don Jesusito de mi vida,para Negredo y para todo aquel que deje esta nave para seguir su ruta profesional como futbolista de élite y mucho sevillismo para todos,que este sentimiento es hasta la tumba y nadie es imprescindible y si necesario mientras siga embarcado en él ¿acaso lo habiais dudado alguna vez?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada